www.futbol.com.uy/auc.aspx?269674,880

“Nunca nadie del cuerpo técnico de Tabárez me mandó un mensaje de texto. No sé si no saben que soy uruguayo”, declaró Miguel Britos. “Estoy caliente porque jugar en la selección es el sueño de uno y creo haber hecho todo para ser citado al menos para un amistoso”, dijo el zaguero del Napoli.

Miguel Ángel Britos es de los jugadores uruguayos más destacados en el exterior entre los que no integran la selección uruguaya. A sus 29 años lleva siete temporadas en el fútbol italiano y nunca tuvo la posibilidad de ponerse la Celeste, pese a una destacada regularidad en un país que es fábrica de zagueros de categoría. Sin pasaporte comunitario y habiendo jugado apenas un año en el Campeonato Uruguayo, desembarcó en Italia y tras seis meses de adaptación se ganó una continuidad que mantiene hasta hoy.

En diálogo con Fox Sports Radio, el defensor surgido en Wanderers dijo estar haciendo “un muy buen año”, sobre todo porque no tuvo lesiones. “Siempre estuve a la orden. Arranqué el año jugando de lateral izquierdo, que no es mi posición. Rendía pero no a mi nivel de zaguero, que es mi posición habitual. En estos últimos partidos volví a jugar de zaguero y todo el equipo está rindiendo bien. Rafa Benítez me dio confianza”, explicó.

Consultado por los motivos por los que cree que no fue llamado a la selección, dijo que se lo preguntó “como 10.000 veces” y ni él lo sabe. “Creo que una chance merezco y merecía. No digo que me lleven a un Mundial o a la Copa América, pero al menos para un amistoso. La esperanza siempre la tengo, pero cada vez menos. Llevo siete años jugando acá con regularidad y nunca nadie del cuerpo técnico de Tabárez me mandó un mensaje de texto. No sé si no saben que soy uruguayo o qué problema tienen conmigo, porque creo que una chance merezco. Son decisiones de Tabárez. No sé qué motivos tendrá para ni siquiera haberme llamado para hablar conmigo”, declaró.

“Siempre hablé de esto con compañeros que sí estaban en la selección. En Bologna estaba con el Ruso (Diego Pérez) y Gastón (Ramírez) y ellos me decían que merecía una chance. Lo mismo acá en Napoli con (Edinson) Cavani y (Walter) Gargano. Incluso los técnicos a veces me preguntan por qué citan a Fulano o Mengano y a mí no”, dijo, y pese a no tener chances en la Celeste sostuvo que “no jugaría por la selección italiana”. Mientras tanto tramita el pasaporte porque su esposa tiene la nacionalidad y llevan más de dos años de casados.

“Cuando me preguntaron por la selección siempre me manejé con respeto. Respeto la decisión de Tabárez pero no la entiendo, porque creo que merecía una chance para jugar al menos un amistoso. Estoy teniendo continuidad y no es que esté jugando en Perú. Estoy jugando en Italia, una de las ligas más importantes del mundo, y en un equipo como el Napoli, donde hay presión y no es fácil jugar. Si fuera malo me hubieran limpiado enseguida, y más siendo extracomunitario. La semana que viene vamos a jugar una semifinal de Europa League”, indicó.

“Estoy bastante caliente porque jugar en la selección es el sueño de uno. De chico mi sueño era jugar en la selección y creo que hice todo lo posible para merecer una chance. Creo que otro técnico tal vez me hubiera dado una chance, pero nunca hablé con Tabárez y no sé cómo piensa ni qué opina de mí”, agregó, y reconoció que la no citación “era más entendible cuando estaba en Bologna”, porque en ese entonces era “un desconocido en Uruguay”, ya que “había jugado apenas un año en Wanderers”.

“Después de tres años en el Bologna se fue hablando más de Britos. Cuando pasé a Napoli ahí recién me conocieron. En ese momento justo la selección andaba muy bien y estaban Coates, Lugano, Godín y Cáceres. La veía difícil y no veía razón para que Tabárez cambiara y me llamara. Después Tabárez dijo que iba a citar jugadores que tuvieran continuidad pero no ha respetado tanto eso que dijo. Después de yo estar jugando en Napoli merecía otra chance, mismo porque fue el momento en que empezó a llamar a otros jugadores en mi puesto, como los muchachos del sub-20. Ahí merecía una chance”, opinó.

“En su momento en la Eliminatoria recuerdo que estaba Lugano lesionado y Godín suspendido (NdeR: en el partido ante Colombia, cuando fue titular Andrés Scotti y debutó José María Giménez) y llamó a Giménez y Gastón Silva. Creo que ese era el momento para citarme”, concluyó Britos, quien lleva jugados 30 partidos oficiales entre la Serie A, la Copa Italia y la Europa League en la corriente temporada del Napoli, con un gol y ocho amonestaciones.
—————————————————————-
Miguel Ángel Britos Cabrera (Maldonado, Uruguay, 17 de julio de 1985). Zurdo, 1.88, 82 kgs. Casado en 2012 con la fernandina Virginia Regueiro Casella.

Trayectoria:
1992-2004 Club Deportivo Maldonado
2005/06 Fénix
2006/07 Juventud de Las Piedras
2008 Wanderers
2008/11 Bolonia
2011/Presente Napoli (Dorsal 5)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.