Hay noticias que uno no querría compartir nunca. En la mañana de hoy nos enterábamos de un terrible accidente y en la tarde quienes eran las víctimas. La infausta información daba cuenta del fallecimiento de Ciro Méndez Píriz.
El nudo en la garganta nos impedía entonces hablar y ahora nos entumece los dedos dificultándonos teclear. Se dice que todos los seres somos únicos, pero el Bocha era un hincha muy especial.
Ciro estaba siempre, alentaba a más no poder a su querido “Deportivo”, disfrutaba a la hora de los triunfos y sufría mucho con las derrotas. Nunca se acostumbró a esta última situación, por mala que fuera la racha era común que pasada la bronca inicial dijera “el sábado ganamos seguro” y si le decíamos mirá que es contra Barcelona (en sentido figurado) te retrucaba “brava pa´ ellos que juegan contra Deportivo”.
Afable, simpático, de sonrisa fácil, era un apasionado “rojiverde” hasta las vísceras; su pequeño hijo solía acompañarlo, ambos enfundados en los colores que amaban y ojalá esa hermosa criatura pueda algún día encontrar consuelo ante tan abrupta y dolorosa partida.
El domingo no será un partido más, el “Bocha” lo mirará desde bien arriba y todos sentiremos terrenalmente tan importante ausencia.
En momentos de tanto dolor, sólo nos resta hacerle llegar a su familia nuestro más sincero y sentido pésame. Cuando la vida nos golpea tan duramente nos damos cuenta del estéril sentido de las palabras y la importancia de un fuerte y apretado abrazo. Ese que hoy ya no podremos darnos querido “Bocha” pero con el que nos reencontraremos en cualquier momento.
Espiritualmente seguirás acompañando a tu Club y la presencia de tu trapo con la leyenda “Bocha presente” nos los hará más tangible.
A un amigo no se le dice adiós, hasta la próxima querido “Bocha”.

Club Deportivo Maldonado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.